Uso de los Colores en la Web

El Diseño Web hay que tratarlo con la misma importancia que le damos al Diseño Gráfico. De todas maneras para saber Diseño Web, hay que saber Diseño Gráfico.

Lo primero que debemos decidir en el diseño web es si usar fondo oscuro y bloques/textos claros o fondo claro y bloques/textos oscuros. Lo normal (a lo que está acostumbrado el ojo humano) es a tener el fondo claro (al igual que una hoja de papel), por lo que cual en la mayoría de los casos es siempre mejor elegir fondo claro.

Posteriormente debemos elegir 2 o 3 colores como máximo para jugar con los elementos de nuestra página Web. Esos colores que aparecen en nuestro logotipo se denominan colores corporativos que son los que definen nuestra marca.

En la Web, hay que jugar estratégicamente con esos colores. Si hay una parte en nuestra Web que queremos resaltar mucho, por ejemplo un botón de contacto, lo ideal sería usar el color más fuerte de los 2 o 3 disponibles que tengamos, ya que los colores más fuertes captan más la atención de los usuarios. El segundo color más suave lo usaríamos para elementos secundarios como fondo de menús y/o bloques de elementos.

Para el texto de nuestra página Web nunca debemos usar un color 100% negro, ya que los estudios demuestran que es demasiado agresivo para la vista, sobre todo en esos párrafos grandes con tanta información. Por ello debemos usar un gris oscuro más suave para rebajar la agresividad del texto y hacer que el usuario se sienta más cómodo a la hora de leer un párrafo. La cantidad de gris será acorde a vuestro diseño web.